Daniel es Probado

En Daniel 6 y Apocalipsis hablan en tonos bien claros sobre una gran crisis que ocurrirá en nuestros días. Un tipo de crisis que requiere una vida de devoción como la de Daniel. Es decir, hombres y mujeres que tengan una relación verdadera con Yahshua en completa kedushá.
Se acerca una nueva crisis. En el Brit Jadashá dice que será pronunciado un decreto de muerte, que tendrá que ver con la relacion con Elohim.
“Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi Nombre (Yahshua). Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán” Mateo 24:9-10
“Y guardaos de los hombres, porque os entregarán a los concilios y en sus sinagogas los azotarán; y aun ante gobernadores y reyes seréis llevados por causa de mí, para testimonios a ellos y a los gentiles. Mas cuando os entreguen, no os preocupéis por cómo o que hablaréis; porque en aquella hora os será dado lo que habéis de hablar. Porque no sois vosotros los que habéis de hablar. Porque no sois vosotros los que habláis, sino el Ruaj de vuestro Padre que habla en vosotros. El hermano entregará a la muerte al hermano, y el padre al hijo; y los hijos se levantarán contra los padres, y los harán morir. Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi Nombre (Yahshua); mas el que perseverare hasta el fin, éste será salvo. Cuando os persigan en esta ciudad, huid a la otra; porque de cierto os digo, que no acabaréis de recorrer todas las ciudades de Israel, antes que venga el Hijo del hombre” Mateo 10:17-23

Pero la Palabra enseña que así como los ángeles le cerraron la boca a los leones, también nos darán protección en los tiempos de la tribulación que se acerca. Por eso es muy importante mantenerse en kedusha (santidad) completa, para que al clamar, las oraciones sean respondidas.

Las grandes promesas que están escritas para darnos confianza durante los días venideros. No hay razón alguna de caminar con caras de amargados y desalentados por el conflicto que ha de venir. Por el contrario, debe haber shalom en nuestro ser. Debemos sentirnos triunfantes por la protección que nos darán los malajim del Eterno.
“Porque has puesto a Yahweh, que es mi esperanza, al Altísimo por tu habitación” Salmos 91:9

Daniel al igual que Sadrac, Mesac y Abed-Nego, por su oración y devoción continua, vivían una vida unida con el Altísimo. Por lo tanto, cuando fueron echados vivos en el horno de fuego, fueron protegidos por las sombras del Todopoderoso. Y el fuego ni siquiera quemó sus ropas. En los últimos días, Elohim tendrá un pueblo que habitará en los lugares secretos del Altísimo. 

“Diré yo a Yahweh: Esperanza mía, y castillo mío; mi Elohim, en quien confiaré. El te librará del lazo del cazador, de la peste destructora. Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y adarga es su verdad. No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día, ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya. Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra, mas a ti no llegará. Ciertamente con tus ojos mirarás y verás la recompensa de los impíos” Salmos 91:2-8


¿Qué ocurrió con Daniel? El fue libertado del foso de los leones, después de haber pasado toda la noche. Luego, los hombres que habían tramado la trampa para que Daniel fuese echado en el foso de los leones, fueron echados en el foso. En la crisis venidera, cuando el decreto sea aprobado, saldrá una ley prohibiendo, bajo pena de muerte, la exaltación a Elohim y su Torah (Yahshua los reprenda!). Y tratarán de pisotear la Torah de Yahweh Elohim. Pero finalmente, contemplaremos la destrucción de los malvados. Así como Israel fue protegido durante las plagas de Egipto, y estaba en la luz a pesar de tantas tinieblas. Así también el pueblo de Elohim (Israel), será protegido de las plagas finales. Y verán con sus propios ojos la recompensa de los pecadores. 

“Porque has puesto a Yahweh, que es mi esperanza, al Altísimo que es mi habitación, no te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada. Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos. En las manos te llevarán, para que tu pie no tropiece en piedras. Sobre el león y el áspid pisarás; hollarás al cachorro del león y al dragón” Salmos 91:9-13

En las Escrituras, hasatán (Yahshua ha Mashíaj le reprenda!) es simbolizado como el dragón y como el león rugiente. Elohim nos promete que en los últimos días, cuando venga la crisis de los leones, cuando el fuego de la crisis quiera quemarnos y cuando parezca que nos están arrancando las extremidades del cuerpo, Yahweh cerrará la boca de los leones, Yahshua nos libertara del fuego. Enviará a sus malajim para que nos protejan. ¡Baruj Hashem Yahweh! ¡Él es el Shomer Israel, el Guardían de Israel!
Shalom!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...