Perashá Ki Tisá

La Porción de esta semana, se titula Ki Tisá (Cuando tomes), refiriéndose al censo que se ordenó sobre los hijos de Israel de veinte años arriba.

Como siempre nos trae tantos temas para escudriñar, pero una de las cosas que llamó mucho la atención es que recien en el capítulo 32 se menciona el pecado del becerro de oro. No es que se le olvidó a Moshé de detallar lo sucedido después de enseñar los preceptos de Elohim desde Shemot 20, sino que este capítulo 32 es terrible lo que describe referente al engaño del corazón del pueblo de Elohim.

Dice Mishlei 4:23 "Sobre toda cosa guardada guarda tu corazón; porque de él mana la vida."

Pero, ¿por qué citamos este pasuk?¿qué contraste traen las palabras del sabio Shlomó? Si analizamos este acontecimiento, y me refiero al pecado del becerro de oro, vemos que desde Bereshit o Génesis aparecen frases como "Y Yahweh vio que era mucha la maldad de los hombres en la tierra, y que toda intención de los pensamientos de su corazón era sólo hacer siempre el mal." (Bereshit 6:5) "...Nunca más volveré a maldecir la tierra por causa del hombre, porque la intención del corazón del hombre es mala desde su juventud..." (Bereshit 8:21)
Evidentemente la naturaleza del hombre es hacer el mal, pero si es cierto que lo que guarde en su corazón, eso dará su fruto, ya sea bueno o malo.
Si llenas tu corazón de espiritualidad en la relación con Nuestro Elohim Kadosh, de seguro que tus frutos aunque no te des cuenta, serán buenos. Pero si permites que tu naturaleza pecaminoza (algunos lo llaman "Ietzer hará" Instinto al mal) fluya por si sola, y además de eso le añades más cosas malas y deshonestas, los frutos de tu corazón solo el mal que destruye.

En la perashá de esta semana se nos relata el desastre del pueblo cuando vió que el líder Moshé subió por cuarenta días y cuarenta noches.
Algunos dicen que fué la influencia de Mitzrayim (Egipto) dentro del campamento, ya que recuerden que muchos egipcios salieron con ellos, otros dicen que el mismo pueblo se desenfrenó por inmaduro e idólatra de su líder Moshé, dependiendo solamente de aquella persona que los fué a buscar y cruzaron el Iam Suf juntos, en este caso tardaba mucho y se sintieron solos... ¿serán ciertos estos argumentos?
¿Acaso no leímos en los capítulos 20 al 31 puros mandamientos que condenan la idolatría?
Siempre que estudiamos la Torah debemos recordar que no está escrita cronológicamente, ya que fué revelada a Moshé (Devarim 31:24) y la escribió de acuerdo a los sucesos por revelación divina.

Este hecho me recuerda a la tristeza que Yahshua comenzó a sentir al ver que se acercaba el momento de su entrega.
"Entonces les dijo: Mi alma está muy afligida, hasta el punto de la muerte; quedaos aquí y velad conmigo. Y adelantándose un poco, cayó sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, que pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú quieras. Vino entonces a los discípulos y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: ¿Conque no pudisteis velar una hora conmigo? Velad y orad para que no entréis en tentación; el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil." Mateo 26:38-41

Es increíble que el resultado después de ver a un Aharón irreconocible sumergido en la idolatría se lo consagre como el sumo sacerdote de Israel, es un hecho que nos deja atónitos.
Esta es la historia de la confusión y de lo absurdo. El hecho en sí es abominable y despreciable, además de esto causó la muerte de tres mil hombres, que son los que habrían incurrido en el culto de este becerro. Si quisiéramos entrar en cálculos y estadísticas, podríamos llegar a la conclusión de que este número representaba un 5 por mil de la totalidad del pueblo, pero no es eso lo que resolvería lo absurdo de este hecho trágico. Lo que llama poderosamente la atención, es la actitud de Aharon, hermano de Moshe.
El pueblo se impacienta y teme por la ausencia de Moshe, quien los había "hecho ascender desde la tierra de Egipto". Cuando decimos el pueblo, tenemos que tener conciencia de que ese concepto es una generalización muy vaga, ya que desde el mismo instante que ocurre la salida de Egipto, percibimos la existencia de grupos distintos y diversos que lo componían. Distintos en sus pensamientos y comportamientos.
"Dime con quien andas, y te diré quien eres"
La mala influencia en el pueblo de Elohim, por qué no pensar en ello, debemos estar con las antenas espirituales atentas.
Por otra parte, es imposible pensar que un pueblo que ha vivido en la opresión egipcia durante cuatrocientos años, no haya sido impregnado de la forma de vida egipcia, pagana e idólatra en extremo. Además, no se conoce la existencia de pueblos que adoren un sólo Elohim en los pueblos que componían la humanidad de la época. Lo más común y frecuente era la idolatría y no el monoteísmo que Avraham transmitió a los hebreos.

Hoy mas que nunca vemos que importante es tener un corazón limpio,puro y circuncidado, Elohim Yahweh responde a esos corazones les da un espíritu de tefilá (oración), de hallel (alabanza), de adoración, trae un llamado al ayuno y por sobre todo hambre por Su Palabra.
Nuestro corazón determina la manera en que vivimos, debemos guardarlo, no entregarlo a cosas o personas que lo puedan maltratar, quitando toda rencilla del corazón, no se puede hablar de purificación si no se confronta el pecado, no solamente sino tambien el de nuestros antepasados.
La busqueda de Su Ruaj haKodesh (Espíritu Santo) es constante, sino estamos propensos a pecar y debilitar nuestro corazón, de ahí la importancia de buscar la presencia de Elohim, de orar, de adorar, de ayunar, de estudiar Torah, etc.

La palabra Jatáh חטא traducida como pecado, significa "errar al blanco" y la palabra Toráh, se traduce como "dar en el blanco".
Las expresiones que aparecen en la Escrituras hebreas son tan profundas.
La palabra Méred que se traduce como rebelión, es el desfío al gobierno de Elohim, o sea es cuando queremos gobernar nuestra propia vida, es el claro ejemplo de cuando alguien no quiere vivir acorde a la Palabra.
La palabra Pashá, traducida como transgesión, se refiere a independizarse totalmente de Elohim, buscando vivir "a mi antojo" y no siguiendo las mitzvot (mandamientos) del Eterno.
"El que encubre sus pecados no prosperará, mas el que los confiesa y los abandona hallará misericordia." Mishlei 28:13
"Confía en Yahweh con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento." Mishlei 3:5
Que tengas un Shabat lleno de Paz y Amor!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...