Perashá Vayakel/Pekudé

¿Se construyó otro Mishkan? No, es el mismo, sólo que se repiten en realidad, casi todos los elementos e ideas que figuran en Perashat Vayakel (Y Congregó) a las Perashot anteriores a partir del capítulo 25 de Exodo.
Moshe exhorta a los Benei Israel a consagrar el Shabat y pide donaciones para los materiales en la construcción del Mishkan (el tabernáculo). El recoge oro, plata, piedras preciosas, pieles y textiles, al igual que incienso y aceite de oliva para la Menorá y para la unción. El príncipe de cada una de las doce tribus trae las piedras preciosas para el pectoral y el efod del sacerdote. Yahweh escoge a Betzalel y Aholiav como maestros de obra para la construcción del tabernáculo y sus utensilios. Los Benei Israel dan tantas contribuciones que Moshe tiene que rechazarlas. Cortinas especiales con dos cubiertas diferentes son diseñadas para el techo y la puerta del tabernáculo. Tablas cubiertas de oro con bases de plata, son usadas para formar las paredes del Mishkan. Betzalel hizo el Arca (Aron HaKodesh) que contiene las tablas de la Toráh, en madera cubierta de oro por dentro y por fuera. En la tapa del arca habían dos kerubim frente a frente, cuyas alas iban arqueadas sobre el Arca. Se hicieron dos altares: uno para quemar incienso (de madrea recubierta de oro), y el otro un poco más grande para los sacrificios (de madera cubierta de cobre, no de bronce).

Ahora, la perashá de esta semana comienza nuevamente hablando del Shabat, ¿acaso no habían entendido que no se puede hacer ninguna obra o melajá? Si analizamos los diferentes pasajes de la Toráh en donde se le instruye a Am Israel que debe de observar el día de reposo, consagrándolo a Yahweh, son muchas las veces. También hay que tener en cuenta que los israelitas, fueron varias generaciones, por ejemplo la generacion que salió de Egipto, no fué la misma que entró a la tierra de Canaán, sino que fueron sus descendientes. La preciosa Toráh del Eterno nos muestra la riqueza de la cultura hebrea de repetición, un sistema que obtinene los mejores resultados.

Para aquellos que buscan celosamente agradar al Eterno Todopoderoso con sus vidas, les cuesta entender como es posible que un hombre sabiendo hacer lo bueno no lo hace.
¿Cómo es posible que no entiendas y que te tengan que estar repetiendo tantas veces las misma cosa?
Evidentemente no todos entienden en la primera vez que se dicen las cosas, todos somos diferentes, y tenemos diferentes formas de procesar las cosas y entenderlas.

Seguramente debe ser que la Torah anticipa la mitzva del Shabat a la construcción del Mishkan queriendo decir que el reposo del Shabat tiene que ser respetado, deteniendo aun todos los trabajos concernientes a la construccion del Mishkan.

El Shabat no puede ser transgredido, sino observado completamente. Si reiteradas veces esta escrito en la Toráh que no debemos hacer ninguna melajá (labor prohibida en Shabat), es porque efectivamente no se puede pisotear este precioso mandamiento.
Hay veces que por temas de salud, urgencias, etc. uno tiene que violar el Shabat, pero cuando ponemos otras cosas que sabemos que están prohibidas hacer en Shabat, es pecado aunque usted no lo sienta así.
Dentro de las pautas que Elohim Todopoderoso pone para mostrarle nuestro amor y sujeción observando los mandamientos, los pactos, etc. esta el observar el Día de Reposo (Shabat).

El nombre de esta perashá es Vayakel que deriva del verbo lehicahel (congregarse) o sea de la raíz Kahal.
Dice Hebreos 10:23-25 "Mantengamos firme la profesión de nuestra esperanza sin vacilar, porque fiel es el que prometió; y consideremos cómo estimularnos unos a otros al amor y a las buenas obras, no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos unos a otros, y mucho más al ver que el día se acerca."
Cuando uno deja de congregarse, comienza a enfriarse, a debilitarse, a perder las fuerzas, y aunque lee la Escritura en su casa y hace devocionales, oración, etc.
No es lo mismo, porque juntamente con eso vienen otras preocupaciones y desordenes.
Es posible que usted piense que no necesita ir a una congregación, que el líder o guía de la comunidad, no le gustan o no le llegan. Haga usted la diferencia.
Debemos congregarnos, por fidelidad, por amor y obediencia a la palabra de Elohim; si en verdad somos de Mashíaj Yahshua, no podemos dejar de congregarnos. La Kehilá es el lugar donde todos juntos, unidos en armonía, tenemos la certeza que no estamos solos, que somos parte de un cuerpo: (El Cuerpo de Mashíaj) y es allí donde El, nos unge con su Santo Espíritu y nos fortalece espiritualmente, para poder resistir los ataques del enemigo; nos da discernimiento y sabiduría, y cuando estamos dos o mas congregados en Su Nombre, El mismo esta con nosotros y podemos buscar su presencia; es allí donde podemos adorarlo con libertad, El Padre busca verdaderos adoradores en espíritu y en verdad y nuestras alabanzas tocan el corazón de Elohim; abre las puertas de sus atrios; abre las ventanas de los cielos, para derramar bendiciones sobre su pueblo, su amor y su Ruaj haKodesh, si en verdad estamos esforzándonos para vivir en santidad apartados de todo materialismo pagano, de toda influencia egoísta y anti-Toráh.
Entonces al congregarnos, podemos experimentar más de la riqueza del Shabat, y despojamos cualquier argumento humano, para guardar el Shabat de Elohim "a mi manera".

En la congregación es donde se debe enseñar todos los fundamentos para poder tomar esas fuerzas espirituales, con esto no negamos la necesidad de tener ese altar personal en cada hogar. Pero tenemos que entender que el no congregarse trae consecuencias malas.

Y finalmente es en la congregación donde podemos también ser sus testigos, cuando unos y otros oyen acerca de los testimonios de sanidad, de restauración, de amor, de bendición que Elohim esta haciendo en nuestras vidas al obedecer Su Toráh bendita.

El enemigo va a tratar de robarle las bendiciones que Elohim ha destinado para su vida, recuerde muy bien este mashal (parábola) "A todo el que oye la palabra del reino y no la entiende, el maligno viene y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es aquel en quien se sembró la semilla junto al camino. Y aquel en quien se sembró la semilla en pedregales, éste es el que oye la palabra y enseguida la recibe con gozo; pero no tiene raíz profunda en sí mismo, sino que sólo es temporal, y cuando por causa de la palabra viene la aflicción o la persecución, enseguida tropieza y cae. Y aquel en quien se sembró la semilla entre espinos, éste es el que oye la palabra, mas las preocupaciones del mundo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se queda sin fruto. Pero aquel en quien se sembró la semilla en tierra buena, éste es el que oye la palabra y la entiende, éste sí da fruto y produce, uno a ciento, otro a sesenta y otro a treinta." Mateo 13:19-23

Cuidemos nuestra relación con Elohim y con nuestros hermanos en la fé, y no nos olvidemos que somos miembros del cuerpo de Yahshua haMashíaj el supremo Adón. Su Kehilá (Congregación).

Tambien mis amados ajim llegamos al final de Sefer Shemot con la Perashat Pekude (Cómputos) Moisés, que era el responsable de todos los trabajos, reunió a la colectividad y presentó el balance de las cuentas en público, a fin de no dar lugar a dudas en lo que se refiere al empleo de la plata, del oro y de otras donaciones hechas para la confección del Tabernáculo.

"Y los ungirás como ungiste a su padre, y serán mis sacerdotes; y será que su unción les será por sacerdocio perpetuo por sus generaciones." Shemot 40:15
Aún siendo venerado, y conocida su honestidad por todos, Moshe insistió en presentar cuentas, sirviendo de ejemplo a los futuros dirigentes de la comunidad para que hiciesen lo mismo. "Cuando suene la hora de que el hombre comparezca ante el Supremo Juez, Elohim pedirá en primer lugar que le rindan cuentas, para comprobar si fue honesto en sus transacciones"

Dice Yahshua en Mateo 25:14-30 "
Porque el reino de los cielos es como un hombre que al emprender un viaje, llamó a sus siervos y les encomendó sus bienes. Y a uno le dio cinco talentos, a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y se fue de viaje. El que había recibido los cinco talentos, enseguida fue y negoció con ellos y ganó otros cinco talentos. Asimismo el que había recibido los dos talentos ganó otros dos. Pero el que había recibido uno, fue y cavó en la tierra y escondió el dinero de su señor. Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos. Y llegando el que había recibido los cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: "Señor, me entregaste cinco talentos; mira, he ganado otros cinco talentos." Su señor le dijo: "Bien, siervo bueno y fiel; en lo poco fuiste fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor." Llegando también el de los dos talentos, dijo: "Señor, me entregaste dos talentos; mira, he ganado otros dos talentos." Su señor le dijo: "Bien, siervo bueno y fiel; en lo poco fuiste fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor." Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: "Señor, yo sabía que eres un hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste, y tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; mira, aquí tienes lo que es tuyo." Pero su señor respondió, y le dijo: "Siervo malo y perezoso, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí. "Debías entonces haber puesto mi dinero en el banco, y al llegar yo hubiera recibido mi dinero con intereses. "Por tanto, quitadle el talento y dádselo al que tiene los diez talentos." Porque a todo el que tiene, más se le dará, y tendrá en abundancia; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Y al siervo inútil, echadlo en las tinieblas de afuera; allí será el llanto y el crujir de dientes."

La importancia que la Torá de Elohim pone en ungir para la obra a los hijos también. Ahora, se hizo uso del Aceite Sagrado pero no parece que la Escritura revele que la ceremonia era la misma manera, ya que el Aceite fué derramado sobre las vestimentas de Aharon y sus hijos (Shemot 29:21, Vayikra 8:30) pero no fué derramado sobre la cabeza de estos. Sino que ésta distinción fué reservada para el Kohen haGadol miremos:
Exodo 29:7 "Luego tomarás el aceite de la unción, y lo derramarás sobre su cabeza, y lo ungirás."
Levítico 8:12 "Y derramó del aceite de la unción sobre la cabeza de Aharón y lo ungió, para consagrarlo."
Salmos 133:2 "Es como el óleo precioso sobre la cabeza, el cual desciende sobre la barba, la barba de Aharón, que desciende hasta el borde de sus vestiduras."

El pasuk que le sigue, o sea  Exodo 40:16 dice: "Y Moisés hizo conforme a todo lo que Yahweh le había mandado; así lo hizo."
Conforme al diseño y a la manera de Yahweh se hicieron las cosas, hoy en día se fracasa mucho en las Escrituras y en la vida como creyentes, porque no se hacen las cosas de acuerdo al modelo, sino a la manera que me pareció o que creí que era conveniente hacerlo.

Miremos a Moshe, que por su parte mostró la misma fidelidad en hacer el diseño que se le mostró. Y no dudó ni un solo segundo en lo que se le ordenaba, pero como muchas veces uno se auto-justifica en el llamado libre albedrío, entonces no hay forma de parar ese círculo vicioso, hoy te digo conforme a las Escrituras, varón que me lees, si has discutido con tu esposa, o tan siquiera te pusiste en terco con ella, ni creas que lo que hagas va a ser bendecido por el Eterno, lo mismo a la esposa, por eso hay que tomar las actitudes que la misma Toráh desprende para que podamos ser verdaderamente bendecidos como Kohanim del hogar.
"Vosotros maridos, igualmente, habitad con ellas sabiamente, dando honor a la mujer, como a vaso más frágil, y como a herederas juntamente de la gracia de la vida; para que vuestras oraciones no sean impedidas." 1 Pedro 3:7

¿Qué tiene que ver todo esto con el diseño? La Toráh es el diseño que se nos dió para construir vida, hay un capitán que dirije la obra y se llama Yahshua ha Mashíaj.
Proverbios 28:9 "Al que aparta su oído para no oír la Toráh, su oración también es abominación."
Entiendase que el verbo "oír" en hebreo es "hacer".

Las Escrituras tienen el orden para nuestras vidas, para nuestros matrimonios, para nuetros hijos. etc.
Y así fué que en un Rosh Jodesh 1 de Nisan se erigió el Mishkán del Testimonio, el servicio sagrado, y termina el Libro de Shemot ilustrando la nube que estaba sobre el Tabernáculo, y que guiaba al pueblo de Israel.
La gloria de Elohim llenó el Mishkán, eso fué una gran muestra de aprobación de parte del Eterno para lo que sus hijos hicieron en obediencia al diseño que Moshé vió en el monte.
Exodo 29:45 "Y habitaré entre los hijos de Israel, y seré su Elohim."
Promesa tremenda para los obedientes a Su Torah.
Que tengamos la berajá de buscar Su rostro de día y de noche, anhelar estar en Su presencia a cada instante.
Shabat Shalom para todos!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...