Año Nuevo Pagano


Jano era el dios de las puertas, los comienzos y los finales. Por eso el mes de enero, el primero del año, recibe este nombre en su honor. Idolo de la mitología romana que tenía dos caras mirando hacia ambos lados de perfil, su templo se cerraba en tiempos de paz. Su representación habitual es bifronte, esto es, con dos caras mirando en direcciones opuestas. Es el dios o mejor dicho demonio de los cambios y las transicionesde los momentos en los que se traspasa el umbral que separa el pasado y el futuro. Se le honraba cada vez que se iniciaba un proyecto nuevo, nacía un bebé o se contraía matrimonio. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...