Estudios en Vivo desde Nuestro Canal de Youtube, los Viernes 8 PM y Sábados 11 AM. (Hora de México)

Hebreo Nivel 2 - 6 Parte

Los puntos diacríticos o distintivos, que sirven para indicar las modificaciones que en la pronunciación ofrecen algunas letras, son tres: el sibólet, o sea el de la letra ש, el mapik y el daguésh.

El punto diacrítico de la letra ש (shim), llamado sibólet o espiga, hace de jolém, cuando este ha de ir sobre la letra anterior o sobre la misma letra shim, por ejemplo en משׁה (Moshé).

El mapik (eductor) es un punto que puede ir en medio de la letra הּ (he) final. Con este punto se pronuncia esta letra, y sin él es quiescente, y hace cambiar su significación. Por ejemplo אַרְצָה (hartsah, que significa hacia la tierra) y con mapik אַרְצָהּ (hartság, que significa tierra de ella.

El daguésh (דָּגֵשׁ , punzón o refuerzo) es un punto cuyo oficio es punzar las letras para indicar que se pronuncian con más fuerza. Pueden ir en el interior de todas ellas , menos en las guturales y (rara vez) en la letra resh, y por esto se llaman "indaguesables".

El daguésh es de dos clases: suave y fuerte. El suave se escribe sólo en las letras aspiradas ( ב ג ד כ פ ת ) y sirve para quitarles la aspiración siendo perceptible en las letras פ y ב . Así la letra פּ con daguésh es p y sin él es f. Del mismo modo, la letra בּ si lleva daguésh es b, y si no lo lleva es v.

El daguésh fuerte duplica la letra, y en las aspiradas además de duplicarlas les quita la aspiración.

Distinción entre daguésh fuerte y suave. El daguésh es fuerte cuando le precede vocal o semivocal; y suave cuando no le precede vocal o semivocal.

He aquí tres ejemplos de daguésh: el 1º es fuerte; el 2º suave, y el 3º es un ejemplo común, esto es, el primer daguésh de la palabra es suave y el segundo fuerte.

1º) קִתֵּל
2º) יִפְתָּה
3º) גִּבּוֹר

El daguesh suave, que se escribe sólo en las letras aspiradas, se coloca al principio de palabra, y al comienzo de una sílaba, si la sílaba precedente está cerrada por una consonante que lleva sheva quiescente.

El daguésh fuerte, que se coloca en todas las letras menos en las guturales y la Resh, no se coloca ni al principio ni al fin de la palabra, y va precedido siempre de una sílaba abierta.
La razón de todo está en el principio de la isometría o cronometría silábica, que se explica en otro lugar.


Ir a descargar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...