Liberación del Alma

La Palabra enseña que tenemos que seguir entregándonos, que el alma debe ser limpiada continuamente. Muchas veces aún nos afecta la vida pasada; arrastramos malos recuerdos, traumas, etc., y todo esto no es borrado en un instante. Si esto fuera así, las Escrituras no pidieran al creyente que renueva su mente (Efesios 4:22-23). Si el creyente ya estuviera renovado, ¿por qué entonces se hace tal demanda? La renovación de la mente se da en la medida de la entrega. Si no ha y una entrega personal, la mente permanece sucia, pudiendo llegar al extremo de que espíritus inmundos influencien o dominen el alma.


Ir a descargar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...