Infidelidad de Jerusalén (Ez. 16)

Habiendo llegado al pináculo de la gloria en la primera parte del próspero reinado de Salomón, Israel comenzó a confiar demasiado en su grandeza y prosperidad. Salomón perdió de vista el elevado
destino que el Eterno tenía para los hebreos y se empeñó en convertir a Israel en un imperio grande y poderoso entre las naciones de la tierra. Para lograr esto, celebró contratos y alianzas con naciones extranjeras, lo cual había sido expresamente prohibido por Elohim. Creyendo que se beneficiaba con el tratado concertado con el rey de Egipto y sellado con su matrimonio con la hija del faraón, Salomón concertó acuerdos similares con otras naciones. Pero el engaño fue fatal. La multitud de sus esposas introdujo la idolatría en su reino, hasta que, tanto el rey como los súbditos se inclinaron ante los dioses extraños. De este modo, el medio que Salomón había empleado para expandir su imperio fue lo que motivó su caída.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...