Un Atalaya que Anuncia (Ez. 33)

El deber del atalaya es prevenir al pueblo del peligro, y Ezequiel es amonestado a cumplir con su deber. Elohim le muestra la justicia de su proceder con los que se arrepienten y con los que no se arrepienten. El mantiene su justicia y Ezequiel profetiza la desolación del país una vez que escucha la noticia de la caída de Jerusalén. El Juicio de Elohim contra los que se burlan de los profetas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...