Posesión Demoníaca y Liberación

Todas la personas tenemos costumbres buenas y malas, al no despojarse de las malas, se convierten en obras de la carne, lo que hace que la persona permita la intervención de espíritus inmundos en su vida. El ceder terreno al adversario, hace que los demonios estén en una constante vigilancia de la persona para tener acceso a su cuerpo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...