La Amistad con el Mundo (Sant. 4:1-10)

Debemos luchar contra la codicia, la intemperancia, el orgullo, la murmuración y, juzgar precipitadamente a los demás, y no jactarnos por el éxito de los negocios de este mundo, sino meditar siempre en la certidumbre, de esta vida, encomendando nuestra vida y todo lo nuestro a la providencia de Elohim. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...