Una Vida Prudente (Prov. 14:1-35)

El sabio reconoce que toda su vida está a la vista de Yahweh: Los ojos de Yahweh están en todo lugar, mirando a los malos y a los buenos. El sabio dirige su vida en conformidad con la justicia de Yahweh y por eso es prudente y se encuentra bajo su protección en tiempos difíciles; el necio confía en su propia inteligencia y se encuentra bajo la ira de su Creador.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...